Critica de El destino se disculpa, José Luís Sáenz de Heredia

FICHA TÉCNICO-ARTÍSTICA

DIRECTOR: José Luís Sáenz de Heredia, año 1945

GUIÓN: José Luís Sáenz de Heredia y Wenceslao Fernández.

PRODUCTORA: Serafín Ballesteros S.A.

Adaptación basada en la obra “El fantasma” de Wenceslao Fernández.

Sáenz de Heredia se inició en el séptimo arte subtitulando películas extranjeras. Su primer trabajo como cineasta fue en 1934, cuando sustituyó a Fernando Delgado, en el rodaje de la película“Patricio miró una estrella”. Este cineasta fue siempre fiel al bando nacional y puede percibirse especialmente en la película “Raza”. Pero no quiso limitarse a ser el cineasta propagandístico del régimen y se atrevió con otro tipo de proyectos.

Se puede decir que esta película es una comedia fantástica porque cumple estas características: sus protagonistas se ven enfrentados a las dificultades de la vida cotidiana. Es también  inocente e inconsciente y considera su moral como una cualidad importante. El protagonista lucha por la superación de los obstáculos que le impiden  realizarse. Desarrolla el argumento con episodios cotidianos, con tono humorístico, situaciones graciosas e irreales.

Respecto a la puesta en escena  se puede decir que los actores saben comunicar y transmitir sentimientos  y emociones, su interpretación es muy buena, porque hacen que el espectador se involucre en la película, se sienta identificado con los personajes, se meta dentro de cada escenas, se olvide del mundo y se crea lo que está ocurriendo.  Las apariciones del amigo son ficción, pero esas escenas de humor le dan gracia a la película, hacen que el espectador se ría un poco y se olvide de sus penas en ese momento. Para que el personaje se sienta identificado, podemos ver por ejemplo, cómo en varias escenas el señor que interpreta el papel del destino  mira a la cámara  y  se dirige al espectador,  recurso  muy utilizado sobre todo en los monólogos.

En el desarrollo de la obra vemos la interpretación de unos personajes  típicos de la clase media de esta época. Podemos decir que son de clase  media por el vestuario utilizado y el  lenguaje que usan.  Sin duda, lo que más atrae de la película es el papel del actor Fernando Fernán Gómez, un gran  actor de todos los tiempos que dejará huella dentro del cine español, por su maravillosa interpretación que emociona y llega dentro.

Son graciosas las escenas de las apariciones del amigo que regresa del más allá a ayudar a Ramiro, en forma de estatua del Quijote, de perro, de queso. Los efectos  de la aparición en forma de Quijote son  graciosos y hacen que la obra sea divertida y entretenida y recuerdan al espectador este clásico de la literatura española como es Don Quijote de la Mancha.

El momento que puede hacer llorar al espectador es cuando el protagonista camina por la calle, arrepentido y con  remordimientos. Se observa cómo escribe una carta a su hermana, avergonzado, víctima del destino injusto que lo ha llevado al fracaso, aunque su hermana le va a dar una sorpresa que lo va a poner contento.

Ninguna de las apariciones del amigo son creíbles, pero sin duda la más emotiva es cuando  Ramiro y Valentina se abrazan, y el amigo, que está presente en la escena en forma de queso, se pone a llorar de la emoción  hasta que poco a poco acaba derritiéndose, se consume y se va volando.

Esta obra nos hace un retrato realista y crítico de aquel  Madrid de posguerra y de las dificultades para sobrevivir en esta época. La historia gira en torno a la influencia del destino, las casualidades de la vida y la muerte, y tiene por protagonista a dos muchachos, que son grandes amigos y comparten  unas inquietudes que los unen. Un día, Ramiro y Teófilo se juran mutuamente que si uno muere antes que el otro, guiará los pasos del superviviente en los acontecimientos que se le avecinen.

Este tema del destino aparece también en películas como “La vida en un hilo” de Edgar  Neville, en  la que una muchacha viuda, se encuentra en  el  tren con una vidente, y ésta le cuenta cómo podría haber sido su futuro si hubiese escogido otro hombre.  Y  la influencia del tema de los muertos que regresan del más allá  la podemos ver en la película “La Torre de los siete jorobados”, también de Neville, donde un hombre muerto, regresa del más allá porque  necesita la ayuda de un vivo. Son  obras que tienen argumentos diferentes, pero giran en torno a la influencia del destino y los muertos que regresan del más allá, temas que suele tratar el género de terror, y que en esta obra se toca con tono humorístico.

Lo que llama la atención de esta película es el juramento que se hacen los dos amigos, ese  lazo de unión de que cuando uno muera ayude al sobreviviente a seguir su camino, ya que ese  gesto de amistad y compromiso  está muy olvidado en la sociedad actual, que existen muy pocos amigos de verdad que ayuden  cuando se está en problemas. En las apariciones, cuando regresa del más allá, podemos ver que el muchacho muerto mantiene su fidelidad  y compromiso para ayudar al amigo en su día a día, para protegerlo de las malas influencias que quieren hacerle daño. Su amistad y ese juramento los ha llevado a mantener ese contacto, aunque irreal,  hasta después de la muerte. Ese juramento más que amigos los hace como hermanos.

En definitiva, esta producción  es recomendable para quien  le guste la comedia fantástica, ya que se puede decir que cumple sus objetivos, aunque, también es verdad, que es una comedia fantástica normal,  no aporta nada nuevo al cine español,  pero es graciosa, divertida, con buena interpretación, con  toques de humor, que entretiene  y engancha al espectador hasta el final.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s