Documentales de Michael Moore

Michael Moore es un cineasta documentalista y escritor, nacido en FlintMíchigan, Estados Unidos, el 23 de abril del año 1954. En su periodo de juventud, colaboró en el periódico escolar y trabajó como editor en su propio periódico. Sin embargo, encontró en el cine el mejor medio para expresar sus ideas. También realizó documentales para televisión, además de colaborar en la realización de un documental sobre los neonazis y racistas.

Es muy conocido por su mentalidad progresista y se ha ganado la fama de crítico satírico y sarcástico contra el orden de los Estados Unidos. Se propuso mostrar la cara cruel, dura y peligrosa de ese gran país, supuestamente llamado el “país de las oportunidades”.

Para algunas personas, como sobre todo los políticos o los personajes relacionados con el mundo financiero, este cineasta se ha convertido en un tipo indeseable, que va pregonando a los cuatro vientos, con un megáfono, verdades muy incómodas y que dejan en vergüenza al gobierno, así como sacar a la luz trapicheos del gran poder, indecentes, pero que son reales.

Su estilo se basa en mostrar la gran realidad de este país y dejar al descubierto ante el mundo, las consecuencias de las acciones deliberadas y por conveniencia, tomadas por los políticos y los poderosos de Estados Unidos.

Gracias a las fuertes críticas que recibe a sus discursos audiovisuales, hizo que se hiciera un personaje polémico, y la venta de sus libros y las entradas de sus Films, aumentaron considerablemente.

Los críticos de la derecha atacan a Moore porque supuestamente es un egoísta que suele a “vanagloriarse”, pero no son más que reacciones enfurecidas, ya que el director, se ha atrevido a desafiar a las autoridades y ha ayudado a revelar que existe una gran masa de simpatizantes que han sido reprimidos y a quienes no se les ha permitido expresar sus sentimientos.

Hace poco se publicó un libro criticando a Moore titulado “Michael Moore is a Big Fat Stupid White Man” (“ichael Moore es un gordo blanco y estúpido’) y en una película aún no estrenada llamada “ichael Moore Hates America”(‘Michael Moore odia a América’). Igualmente, sus obras han sido un objetivo importante de análisis, acusándoles de que numerosas informaciones de sus documentales son falsas o están distorsionadas.

En este trabajo, vamos a realizar un análisis sobre algunos documentales del cineasta Michael Moore. He escogido este director porque me resultan interesantes sus proyectos audiovisuales de crítica a la sociedad, sobre todo a Estados Unidos, dedicándose a temas, como la política del ex presidente de Estados Unidos, George Bush, violencia armada, invasión de la paz, sanidad, entre otros.

  • Bowling for Colombine

En su documental “Bowling for Colombine”, presenta un análisis de la cultura relacionada con las armas en Estados Unidos. Tuvo mucha polémica en los estudios de Hollywood al ganar algún Oscar y varios premios en Festivales de cine. Esta polémica también fue generada al criticar al que en esos momentos era presidente de este país, y tuvo la oportunidad de denunciar George Bush.

En este documental, como en otros muchos, vemos al propio Michael Moore inmiscuirse entre los ciudadanos con su cámara, para ir preguntando y observar de primera mano, cuáles son las sensaciones y emociones de la gente ante el tema de la agresividad y la violencia. La temática de este documental es el uso de las armas, tanto sus ventajas de defensa personal como sus inconvenientes de uso inadecuado de menores. Muestra casos de sucesos de asesinatos en Colombine. Presenta casos de menores de edad que llevan armas al colegio, así como asesinatos que se han producido a causa del uso de estas armas en centros escolares.

Hace una crítica a una asociación que defiende el uso de las armas para la defensa personal, y acude a casa de su presidente a hacerle unas preguntas sobre el tema de la niña que murió a causa del uso de las armas.

También, Moore entrevista a un cantante de un grupo de Rock and Roll para saber su opinión acerca de este tema y su visión de la sociedad de consumo actual, ya que tuvo que cancelar un concierto a causa de los fallecidos en el colegio de Colombine.

Vemos imágenes de archivo de películas, videojuegos, en las que utilizan armas, agresividad, así como imágenes de las conquistas de indios y cowboys del oeste, imágenes de recurso del exterminio de la época nazi, con Adolf Hitler, en blanco y negro. Los creadores de la serie South Park, también originarios de Columbine, dieron visión, no solo de la cultura armamentista, si no además de la decadencia de la sociedad estadounidense causada por el miedo, manipulación y represión por parte de los medios de comunicación incluso de la misma comunidad en general, hechos que los llevaron a crear esta serie satírica que hoy en día goza de fama mundial. También se muestra un segmento animado donde se describe un breve resumen de la historia norteamericana, centrándose en los antiguos peregrinos, quienes al sentirse impotentes, llevaron al territorio a un estado total y constante de miedo desde la llegada de los colonos hasta las casi la actualidad, pasando por la época de la guerra civil y la esclavitud junto con el empresario armamentista de la época, Samuel Colt, la fundación de la NRA y la consideración como grupo terrorista al Ku Klux Klan.

Moore entrevista a jóvenes, policías, para ir contrastando lo que piensan los diferentes colectivos de la sociedad americana acerca de las armas y la violencia, en algunos casos extrema, que ejercen en ciertas partes de Estados Unidos, así como a personas de algunos puntos de Canadá, para saber su opinión sobre sus vecinos estadounidenses y su gobierno.

La música en ciertas partes del documental nos transmite esa sensación de tristeza ante las muertes provocadas por el hecho del uso generalizado de las armas en todo el país. La pena y el sufrimiento de familiares que han pasado el dolor de perder sus hijos ante esta catástrofe, producida por la violencia ejercida por la juventud, promovida tal vez por la violencia vivida en sus hogares, por el cine, videojuegos, o por los medios de comunicación de masas en general, que venden sobre todo que sin un arma no se es nada, y que hay que ser agresivo o violento para defenderse. Sin darse cuenta, que al mismo tiempo que se es agresivo para defenderse uno por necesidad, se está agrediendo a personas que no tiene culpa de nada.

Como dije anteriormente, critica una asociación que defiende el uso de las armas, a favor de la propia libertad de la persona y de su defensa individual. Respecto a esto creo, que al mismo tiempo que defiende la libertad de la persona, está fallando a la libertad de los demás, ya que la libertad de uno termina donde empieza la del otro, y el uso de un arma es un hecho que arriesga la vida de muchas personas, no solo la de uno. Individualmente se debe estar capacitado tanto física como psicológicamente para hacer uso de este instrumento de defensa.

Me resulta interesante, cómo refleja en el documental, que a partir de lo sucedido el 11 septiembre de 2001 en las torres gemelas, la gente se ve más necesitada de protección, ya que el miedo empezó a apabullar a la gente, miedo a todo lo relacionado con la cultura musulmana, hasta el punto que las empresas se empezaron a beneficiar de ello, convirtiéndolo en un negocio con bastantes ingresos, como es la venta de armas.

El propio Moore se presenta con personas afectadas por las armas, ante una asociación, con personas realmente afectadas y con gran discapacidad en partes de su cuerpo, debido a las balas que tienen dentro, y por lo que no pueden llevar una vida normal.

Vemos cierta crítica, cuando muestra entrevistas que hace y las respuestas que recibe, de personas adineradas y con cierto status económico en el país. La gente con dinero, que no se preocupa por las cosas realmente importantes del país y explotan a la clase proletaria.

Según mi punto de vista, me resulta indignante como un presidente de un país, se preocupa más de mandar tropas a otros países para hacer la guerra, mientras que no cuida a la gente de su propio país, habiendo madres solteras, que tienen que dejar a sus hijos descuidados en casa, para salir a trabajar y tener dos trabajos para poder sobrevivir, es ahí donde empieza la violencia, ya que son los propios niños los que, al no saber qué hacer estando solos en casa, deben educarse solos, y en cierto sentido, comienzan con la violencia vista en televisión, sin ningún tipo de restricciones.

  • Farenheit 9/11

En otro de sus documentales, como es “Fahrenheit 9/11”, habla de los vínculos económicos, entre las familia del presidente Bush y la familia Bin Laden, las supuestas motivaciones financieras escondidas, de la invasión de Irak en 2003 y la supuesta credibilidad y ausencia de crítica del ciudadano medio americano.

Tuvo gran éxito, aunque la cadena distribuidora se negó a distribuir la obra, pero al ganar la Palma de Oro, varias pequeñas productoras aceptaron su distribución el día en el que Moore había elegido, como fue un 4 de julio, coincidiendo con la Independencia de Estados Unidos.

En este documental vemos menos la aparición física de Moore, aunque sabemos que es él quien realiza los comentarios. Critica la forma en la forma en la que aprobaron la legislación de Bush, y que ante esta problemática, huyó y se fue de vacaciones.

Me resulta gracioso el momento en que Michael Moore se dirige a Bush y éste le dice que se busque un trabajo de verdad, cuando es el propio presidente quien no hace nada por el país. Creo que es indignante la actuación de Bush cuando se le informa que un avión se ha estrellado contra una de las torres gemelas, y él ignora esto y se dirige a realizar su sesión de fotos promocionales.

Moore explica que el gobierno de Bush, tras el 11 de septiembre, trató convencer de forma intencionada, a la población de que el régimen de Saddam Hussein tuvo algo que ver en ese ataque terrorista. Pero bien se sabía que esta conexión era una ficción y que Irak nunca había atacado a Estados Unidos. El cineasta no pierde la oportunidad y tuvo tiempo de sacar a la luz cómo el gobierno de Bush intentó utilizar las trágicas muertes en Nueva York y en Washington para justificar sus nefastos planes políticos.

Respecto a la técnica de documental, se podría decir que utiliza imágenes de archivo, entrevistas tanto a profesionales como ciudadanos afectados de alguna forma, mapas explicativos para situar al espectador en el contexto, imágenes de archivo de los atentados en las torres gemelas. Podemos ver la indignación de los afroamericanos en Estados Unidos al sentirse desprotegidos e ignorados por parte de los políticos, senadores y demás personas con cargos gubernamentales.

Por otro lado, observamos que animan a la juventud a iniciarse en las fuerzas armadas para proteger a su comunidad, además para ganar dinero para sus estudios. El mandar a los jóvenes a la guerra con la ilusión de defender a su nación, es hacer que destruyan su juventud y esa parte de la vida que todo ser humano tiene derecho a vivir dignamente, y no matando criaturas para supuestamente conseguir la paz, utilizan sobre todo a personas pobres, que saben que son más solidarias y lo dan todo por su país, los más indefensos y necesitados. Se priva a la gente de su propia libertad de elección, mandándoles a la guerra o ir a la cárcel. Moore atravesó por las amargas experiencias de la clase obrera en Flint.

La música es introducida sobre todo en los momentos en los que vemos a George Bush, para darnos a entender el mundo de fantasía y de “sueño americano” en el que vive, evadiendo todo lo importante de país, mientras se va de vacaciones. Música de tristeza donde apela la sensibilidad del espectador, y sentir el miedo que tienen las personas a la guerra, pero que aún así el presidente ignora o se hace el desentendido para no preocuparse de lo verdaderamente importante.

  • Sicko

Otro de sus documentales es “Sicko”, que presenta un fuerte retrato del sistema de salud americano, una crítica a la industria médica y farmacéutica, así como un retrato de las necesidades que atraviesan la mayoría de los pacientes en Estados Unidos. Comparándolo con la sanidad en otros países como son Francia, Gran Bretaña, e incluso Cuba, países tan criticables por los americanos en ciertos puntos políticos, pero que a la hora de la sanidad apoyan más a sus enfermos y pacientes, y no mueven a los médicos a trabajar de una forma tan movida por los salarios, sino más por el respeto a los pacientes y a utilizar sus conocimientos médicos para ayudarlos de forma positiva.

Vemos diferentes personas, cada una con una historia distinta por la cual las diferentes compañías se niegan a hacerles un seguro médico, por diferentes causas, a veces injustificables.

La música del inicio hace sentir al espectador la ilusión y la alegría por el sueño americano, familias felices. Muestra una realidad cruda, pero que al fin y al cabo es la realidad, a la que todo americano indefenso o sin recursos suficientes debe enfrentarse. Como por ejemplo, nos muestra, bebés pequeños, con diferentes problemas de salud, que están incluso para morirse, y los hospitales y las urgencias se niegan a visitarlo hasta saber si el seguro médico lo cubre. Compañías que se niegan a darle a personas más de una sesión de quimioterapia, tras ser operado de cáncer, cuando lo conveniente es al menos 2 o 3 al mes, y se niegan a dárselas por cuestiones de seguro médico.

En ocasiones, las personas que trabajan para hacer los seguros médicos, se encuentran impotentes durante la entrevista con las personas que van a hacerse su póliza de seguros, porque saben que se les van a negar por cualquier mínima cuestión incoherente. La lista de enfermedades y problemas de salud que no se deben tener para obtener este seguro es interminable, y en ocasiones es incomprensible. Por ejemplo, si se mide 1,59 y se pesa 80 kilos ya niegan el seguro porque se es demasiado gordo, o si alguien mide 1,80 y pesa 40 kilos, también les niegan el seguro, porque es demasiado delgado, cuestiones a veces ilógicas. Los seguros recurren a buscar problemas del pasado que ya no se tienen, no tienen nada que ver con la situación de salud actual y se les da relevancia a la hora de hacerse un seguro. Innumerables seguros médicos, venden muy bien sus servicios por Internet o por televisión, pero a la hora de la verdad, no cumplen con lo que prometen ni cubren todos los servicios necesarios básicos para la salud, y básicamente si uno no tiene dinero, se muere y nadie mueve un solo dedo.

Michael Moore se traslada a otras partes del mundo, como son Francia, Canadá y Gran Bretaña, para comparar como es el seguro médico de salud y la sanidad en general, en estos países, completamente diferentes al de Estados Unidos, en todos los sentidos.

Moore se sorprende ante algunas situaciones relacionadas con el servicio de salud en otros países, e incluso se piensa que le están tomando el pelo en varias ocasiones. Realiza entrevistas a profesionales de la salud de otros países, para contrastar como los médicos de otras naciones cuidan y se preocupan más por la salud de sus pacientes.

La música que oímos cuando Moore está en Gran Bretaña, recuerda a la Familia Real. Vemos alguna que otra imagen en blanco y negro, que recuerda a alguna película. También, observamos imágenes aceleradas, para mostrar la rapidez o la velocidad con la que hacen las cosas.

En una ocasión, el cineasta es testigo de la atención urgente a varios pacientes en una noche. Durante el paseo de Moore por Paris oímos música en francés, lo que ya sitúa al espectador en el país en el que se encuentra el director.

En contraste con estos países, vuelve a Estados Unidos, donde algunos hospitales toman la iniciativa de abandonar a los pacientes mayores que no tienen recursos, pagándoles un taxi y dejándolos en cualquier sitio en la calle, en estos momentos oímos música de tristeza, lo que puede hacer sentir emoción en el espectador, ante esta situación tan denigrante y frustrante.

De nuevo como en otros documentales anteriores, vemos a George Bush. Moore acompaña a afectados por el 11-S a ir a Cuba, como último recurso, para ver si en este país pueden hacer algo por su salud, debido a las repetidas negativas que les presentan en Estados Unidos para ayudarles con los problemas que les ocasionó el salvar vidas durante los atentados de las torres gemelas.

Al llegar este país, no se creen tanta amabilidad y respeto por parte de todo el mundo, ya que en Estados Unidos mostraba Cuba como el país más malvado de todo el mundo. Vemos imágenes en blanco y negro en momentos en los que sale Fidel Castro, como el enemigo odiado por todos.

En este documental, los planos cortos de los afectados intentan que el espectador se meta en la vida de las personas afectadas, y hacen que el que lo este viendo comprenda el sufrimiento y el dolor de estas víctimas.

  • “Capitalismo, una historia de amor”

Este documental, que ganó dos premios en el Festival de Venecia, es un análisis sobre la crisis mundial desde lo más profundo de las grandes asociaciones y entidades norteamericanas y sus filosofías empresariales. Aunque también es un retrato de las familias que lo han perdido todo.

Moore muestra su sarcasmo habitual para “atacar” a políticos e instituciones financieras, atacando al capitalismo paso a paso y buscando las claves de la pésima situación económica en todo el mundo.

En el documental, vemos cómo el sueño americano se va evaporando, mientras muchas familias pierden sus puestos de trabajo, sus casas y los ahorros de toda su vida a costa de las ganancias de aquellos ambiciosos que solo viven por y para el dinero.

Para sacar a la luz a los verdaderos culpables de esta crisis planetaria, Michael Moore se adentra en los diferentes estratos sociales de Estados Unidos, desde las viviendas más humildes, hasta los pasillos gubernamentales de Washington. El documental cuestiona cuál es el precio que tiene que pagar el país más poderoso del mundo, por su amor al capitalismo.

Con su gran sentido del humor y crítica, Moore nos va fotografiando y mostrando las miserias, y sacando los colores a los políticos bandidos habituales, y lo hace comunicando el mensaje con mucha habilidad.

Vemos que realiza entrevistas a actores y profesionales de áreas concretas, imágenes de archivo de diferentes películas, tanto en blanco y negro como en color, acontecimientos concretos, y cómo no, vemos imágenes de George Bush en sus conferencias, tan repetida en casi todos sus documentales. Imágenes de la Iglesia Católica, sacerdotes, curas y obispos. También nos muestra imágenes de una película de Jesucristo manipuladas, lanzando proclamas neoliberales, en la que se confiesa capitalista, y que no curará al señor enfermo ya que tendría que pagarlo de su bolsillo. Me llama la atención la sobreexposición de imágenes, en la posproducción, de Cristo y un Congreso de diputados de políticos o gentes de la bolsa.

Vemos anuncios que nos venden la felicidad de tener dinero y lujos, imágenes de masas que se manifiestan tanto en las calles con pancartas como en lugares cerrados, así como personas que acuden a las conferencias del nuevo presidente de Estados Unidos, Barack Obama, con promesas de cambio en la sociedad americana, cantidad de afroamericanos luchando por sus derechos en las calles.

Fuentes bibliográficas:

http://www.michaelmoore.com

http://www.cosasdelcine.es/nuevo-documental-michael-moore/

http://www.cubaperiodistas.cu/noticias/noviembre10/26/05.htm

http://www.bolpress.com/art.php?Cod=2010112509

http://www.rebelion.org/autores.php?id=52

http://www.liberalismo.org/articulos/108/michael/moore/

http://www.labutaca.net

http://www.filmaffinity.com

http://www.elmundo.es

http://www.elpais.com/todo-sobre/persona/Michael/Moore/2522/

http://www.educared.org.ar/enfoco/ppce/escenarios/07_Integracion/propuestas_culturales.asp

Fotogramas

Filasiete

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s