Archivo | 22 de marzo de 2012

Luna Caliente

“Luna caliente” es una película de Vicente Aranda realizada en 2009.

La historia trata sobre Juan, que es un poeta autoexiliado de la España franquista que regresa en los 70 a  Burgos  para visitar a un opositor político. Aquí, se fija en la hija del señor, pero Juan no puede controlar sus instintos y una noche la viola. Posteriormente, asesina al padre de la joven, porque piensa que éste ha sido testigo de los hechos. Ramona decide encubrirle y empiezan una relación basada en el sexo.

La novela original retrata la pasión entre un hombre exiliado y una menor de edad en plena dictadura argentina, utilizando el sexo como metáfora del autoritarismo. Aranda ha sido el encargado de adaptar el guión a la realidad española, ambientándolo en los años 70 y haciéndolo coincidir con el proceso a miembros de ETA en Burgos.

En interiores priman los tonos apagados y oscuros, y en interiores nublados y un poco iluminados con luz del sol, o bien interiores iluminados con algún foco de luz artificial (como la bombilla cuando se encuentra prisión) para enfatizar algún aspecto. Planos cortos y generales sobre todo. Al principio vemos una sucesión de primeros planos de noticias de periódicos para contextualizarnos en la situación que nos vamos a encontrar. Aunque esto da una sensación equívoca, porque de primera mano da la sensación que la historia va a rondar sobre asesinatos de la banda terrorista. La música enfatiza a veces algunos momento dramáticos, pero en otros momentos no le encuentro ninguna relación con la situación. Vemos algunas panorámicas y travellings para acompañar movimientos o acciones de personajes. Picados y contrapicados para marcar la inferioridad o superioridad de algún personaje, pero no son muy marcados, como es el caso de otras películas.

A simple vista, me resulta una película muy agresiva visualmente, con los primeros planos de mujeres desnudas en revistas, planos muy cerrados durante la violación y alguna que otra escena explícita de relación sexual, los golpes que le da en el coche al padre de Ramona, la escena de la relación sexual justo al lado donde está su padre, velándose de cuerpo presente, la escena en la que van en el coche y la chica quiere sexo y hace que pare el coche, posteriormente le muerde, él intenta ahogarla… son secuencias que me resultan muy violentas

Definitivamente, una película con secuencias algo violentas y agresivas, nada agradables a la vista, los actores al menos se esfuerzan por sacar lo mejor de sí y sus interpretaciones salvan un poco la película, porque hay que tener mucho estómago para sacar adelante una historia de este tipo, tanto por parte de los actores como por parte del director, ya que es digno de admirar el llevar a cabo una película con estas características.

Anuncios