Reseña de Posesión Infernal

Dirigida por Federico Álvarez. Remake de una versión del año 1981, de Sam Raimi, que nos lleva a una cabaña de madera perdida en un bosque. Cabaña a la que acudirá un grupo de cinco amigos a pasar unos días. Dos de los jóvenes son hermanos que intentarán retomar su relación tras la pérdida de su madre, que murió en un psiquiátrico con la pena de no haber recibido la visita de hijo. Él se arrepiente, pero Mia se encargará de reprochárselo.
La historia se centra en la hermana, Mia, que tuvo problemas con las drogas y sus amigos la llevan a la cabaña para mantenerla aislada y ayudarla a rehabilitarse. Pero al llegar, se quejará de un mal olor proveniente de una puerta oculta en el suelo, donde descubrirán una serie de animales muertos. Además, sufrirá una serie de confusiones La joven rogará que la saquen del lugar y tras la negativa del grupo, cogerá el coche y huirá, pero un accidente con el coche hace que caiga al río y le suceda algo que hará que actué de forma distinta.
Los demás pensarán que se trata de alucinaciones causadas por la abstinencia. Sin embargo, lo sucedido no tiene que ver con su adicción a las drogas, sino con la visita de uno de los jóvenes al desván, donde tendrá entre sus manos El Libro de los Muertos. Libro que se arrepentirá de haber encontrado y que tras pronunciar algunas palabras en voz alta, invocará a espíritus demoníacos ocultos en el bosque, que se irán apropiando de sus almas, comenzando por Mia y continuando por cada uno de ellos, haciendo que actúen de forma terrorífica, con algunos puntos irónicos.
Durante una ducha, la joven sufrirá una serie de quemaduras y su hermano intentará llevarla al hospital, pero el río estará desbordado y no podrá salir del lugar, por lo que deben volver a la cabaña e intentará curarla. Pero lo que está en su interior es tan fuerte que consigue estar despierta aún con haberle puesto un sedante que dejaría dormido a un animal salvaje. Habrá pocos supervivientes, y tal como dice el libro, al conseguir las cinco almas, el cielo se volverá infierno y lloverá sangre.
Entre las espeluznantes escenas llenas de sangre, tal tortura sádica, acompañada de esos movimientos de cámara que marean, el público terminará agotado y nervioso. Una experiencia aterradora.

Os pongo un enlace con el tráiler para recordar algunas imágenes de la película:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s