Archivo de etiquetas| amor

Yo antes de ti, amor vs eutanasia.

Hola amig@s, comparto con vosotros un nuevo comentario cinematográfico, de la película que lleva por título Yo antes de ti (Thea Sharrock, 2016), pero esta vez desde una web (cinefilos frustrados)  con la que voy a colaborar puntualmente y que os animo a visitar, pues compartimos la pasión por el cine.

Disponible en el enlace: http://cinefilosfrustrados.com/ti-amor-vs-eutanasia/

El club de los incomprendidos (Carlos Sedes, 2014).

Hola amig@s, después de varios meses de pausa en el blog, sin poder escribir ante el poco tiempo con el que cuento, porque debo dedicarle más a la tesis doctoral, pendiente de entregar en breves semanas y que me tiene ya agotada físicamente, después de 33 meses casi a muerte, vuelvo con una película que he visto este fin de semana, que lleva por título El club de los incomprendidos, una producción española dirigida por Carlos Sedes en 2014.

A grandes rasgos, el argumento tiene como centro a una joven llamada Valeria (Charlotte Vega), que se acaba de trasladar a la comunidad de Madrid tras la separación de sus padres. En su nuevo centro, comienza a frecuentar sesiones psicológicas con el orientador y otros compañeros de clase, que padecen distintos problemas, bien maltrato escolar, ansiedad, dificultad de ser uno mismo… Unas reuniones que, a priori, parecen fastidiosas, pero que terminan convirtiéndose en una auténtica experiencia, que le permite a nuestra protagonista hacer nuevos amigos, conocer el amor, la verdadera amistad, la lealtad, el respeto… Moviéndose por la ciudad de forma dual, es decir, tanto con estos amigos, como con un chaval que la conoce en el metro e intenta camelarla, pero en el último momento, consigue decepcionarla ante una de sus actuaciones negligentes en un accidente, unido a su trayectoria policial, repleta de delitos.

Como mencionamos anteriormente, en el grupo de orientación, Valeria comparte momentos con otros cinco compañeros: Raúl, Meri, Eli, Ester y Bruno, los problemas de cada uno de ellos se entrecruzan y se sentirán parte de una piña, de la que nacen vínculos íntimos (confianza, afecto) en la que se confiesan todo y se defienden; hasta que el amor toca a sus puertas de una manera u otra, y comienzan a florecer los miedos, los secretos, enemistades por la dificultad de los demás en asumir los sentimientos de los otros, mentiras, de la misma forma que en la vida real sucede en la vida de los adolescentes.

A lo largo de la historia, vamos apreciando en qué consisten los problemas de cada uno de ellos: Raúl, debido a la muerte de su padre; Bruno, por consentir que sus otros amigos lo avasallen y la complejidad de frenarlos; Ester, por la ansiedad, provocada por la necesidad de agradar a sus padres y encontrarse inscrita en todo tipo de actividades, que realmente la dejan agotada físicamente y repercute en su rendimiento; Meri, por no atreverse a ser ella misma ni a abrirse socialmente; y en última instancia, tenemos a Eli, que aparenta una chica fácil en cuanto a relaciones amorosas se refiere y su miedo a no encontrar a alguien que la quiera en un futuro. Este personaje de Eli, será la conexión del conjunto del grupo, enamorada de Raúl, al mismo tiempo que Valeria, algo en su interior la hace notar que el chaval está enamorado de ella, aunque el otro intenta darle largas, pero recibe la visita de una amiga llamada Alicia, que parece ser, se fue hace años del centro, va a volver a matricularse en el curso siguiente y la hace dudar en cuanto a la relación con sus nuevos amigos. Al menos, esta es la información que se nos proporciona como espectadores. Incluso, la tarde en la que Meri partirá en el tren a Barcelona, Alicia le comenta que sus amigos se están riendo de ella, ya que puede volver a la estación a comprobarlo, y después del descubrimiento, la anima a irse de marcha juntas. Lo que vemos, parece normal, la figura de esta chica es nítida en las ocasiones en las que aparece, pero nuestra sorpresa vendrá cuando Valeria llama por teléfono a la madre de Eli, le comenta que últimamente trata con su amiga Alicia, y la adulta le expresa que tienen que ir a buscarla rápidamente, porque su amiga Alicia no existe, es producto de su imaginación. Este punto de inflexión en el descubrimiento del problema de Eli, supone un recuerdo al pasado para nosotros, un momento en el que trataremos de hacer memoria, para dilucidar si realmente la figura de Alicia aparecía nítida o difuminada, ya que esto supone un recurso audiovisual que nos da información sobre cómo lo percibía la muchacha. En ningún momento apreciamos que se tratase de un flash back, ni un fantasma, lo que ayudó que creyésemos desde un primer momento, que podría tratarse de una amiga de verdad, que vuelve a reencontrarse con ella. No obstante, el hecho de conocer a partir de ese momento que “Alicia no existe”, es cuando llegamos a conocer su problema de inseguridad, en una escena en la que esa voz le recomienda estar siempre juntas: abandonar y dejarse caer por el puente. Una conversación, en la que se debate con su yo interior, sus miedos, inseguridades, complejidades, y su amiga aquí ya es mostrada como visión, a diferencia de la claridad con la que se nos representaba anteriormente, en plano objetivo, partícipes de su amistad anterior, y en este momento, en plano subjetivo, introduciéndonos en su visión de la figura joven que está observando, que le está tomando la mano, para que se decida a dar el paso final. Hasta que sus amigos la encuentran e intentan protegerla de ese peligroso escenario mortal, por el que penderá durante unos segundos, en lo que los cinco se unirán para cogerla. Finalmente, en grupo aprende a hacerse respetar y abrirse un hueco en su mundo, comportándose tal como es, con confianza en sí mismos.

Como bien dijimos anteriormente, nos encontramos con una película española, y en un tiempo actual en que lo explícito sexual parecer ser tan reiterado en tantas producciones, en esta película no lo encontramos, sino que las escenas en las que se comparten momentos de este tipo se nos transmiten de forma implícita, tras cortinas, cierres de puertas. Si bien es cierto que se produce una brutalidad, ya que el entrenador corre tras Ester y, cuando aparece en escena, está llorando, pero se hace de forma implícita, no se nos muestra ante nuestros ojos la brutalidad cometida, para que sea nuestra mente la que suponga lo que ha podido ocurrir.

Supuestos, aunque en otros contextos, que se llevan a cabo en otras películas españolas de otros directores, como Montxo Armendáriz y su Silencio roto u Obaba, a diferencia de lo explícito de Álex de la Iglesia, Pedro Almodóvar u otras más comerciales. Incluso, y ya para terminar, una película en la que chicos adolescentes presentan miedos y dificultades en su integración social, que guarda similitudes con Las ventajas de ser un marginado, película americana dirigida por Stephen Chbosky en 2012, en la que un chico llamado Charlie, tímido y rechazado, escribe cartas anónimas a una persona, en las que aborda cuestiones como la amistad, los conflictos familiares, las primeras citas, las drogas… y deberá afrontar conflictos, al mismo tiempo que luchar por encontrar un grupo de personas con las que pueda sentirse cómodo.

Sin más, os dejo unos pequeños fragmentos de esta película, tanto del tráiler como de los ensayos, y os animo a verla, porque gana el amor, la comprensión, el cariño, valores casi ausentes en la sociedad actual, tanto en las relaciones, en la amistad, en el apoyo de la familia.

Las ventajas de ser un marginado

La historia de la novela se desarrolla en forma de cartas escritas por Charlie a un amigo anónimo. Dirigida por Steven Schobsky.
Charlie, un chaval de 15 años, va a comenzar el primer año en la preparatoria. Su amigo Michael se suicidó un mes antes de comenzar la historia. El joven comienza a escribir cartas a un “amigo” anónimo. Charlie no encuentra apoyo en sus padres ni hermanos porque no se considera entendido, y lamenta que la persona de la que ha recibido apoyo ha sido su tía Helen, que murió en un accidente de coche en su noveno cumpleaños, aunque más adelante recordará que las cosas que le hacía su tía habían formado parte de abusos.
Cuando comienza a asistir a la preparatoria, Charlie hace nuevos amigos, Sam y Patrick, ambos estudiantes del último año. El joven Charlie comienza a sentir algo por Sam, pero cree que no tiene ninguna oportunidad con ella. Ambos nuevos amigos lo introducen en nuevas experiencias y círculos de amigos.
Charlie le cuenta a su “amigo” anónimo sus nuevas experiencias, amigos, fiestas… y su participación a una obra de teatro llamada The Rocky Horror Picture Show. Tiene su primera cita y prueba varias drogas, como el LSD. Posteriormente fue encontrado por la policía drogado y sobre la nieve.
Su profesor de Literatura adquiere un papel importante en su vida. Le proporciona libros de clases y lo anima a escribir ensayos. Bill, su profesor, hace críticas sobre sus ensayos, para que mejore en su escritura.
Aunque tenga sentimientos hacia Sam, comienza a salir con Mary Elizabeth, quien lo acompaña al evento escolar Sadie Hawkins, un baile al que las estudiantes invitan a los chicos.
En otra fiesta, durante un juego de verdad o reto, Patrick reta a Charlie a besar a la chica más bonita, y Charlie besa a Sam, haciendo sentir mal a Mary Elizabeth y terminando así su noviazgo. Sam se comienza a salir con otro chico, Craig, aunque Charlie se entera que le es infiel a la chica en varias ocasiones y se lo hace saber.
Después de la graduación, Charlie lamenta que Sam se irá pronto para asistir a la Universidad, mientras él aún tiene que superar tres años para terminar la preparatoria. La semana antes de su partida, Sam organiza una salida con sus amigos, e invita a bailar a Charlie.
La noche antes de irse Sam, Charlie la ayuda a hacer el equipaje, que se siente incómodo cuando Sam le toca la entrepierna y confiesa que aún no está listo para tener relaciones. Esa noche el chico sueña con su tía Helen y ella lo estaba tocando igual que Sam. Las cosas que la tía Helen le hacía en el sueño, resultaron ser ciertas, se las hacia a cuando éste era pequeño.
El recordar que su tía abusara de él, había hecho que Charlie sufriera una crisis nerviosa y fuera hospitalizado. En su carta final, Charlie se despide con esperanza. Aunque no haya escogido su procedencia, sí pudo elegir hacia dónde quiere encaminar en su futuro. Una vez salido del hospital, se reunió con Patrick y Sam para dar un paseo y condujeron un coche hasta el túnel de la ciudad.
Lo que me resulta relevante de la historia es la voz interior del protagonista, que va hablando y apelando a la reflexión del espectador en cada momento.
El final coincide con el principio. Por tanto, según el apartado del tiempo cinematográfico del método de Francesco Casetti y Federico Di Chio, podemos hablar de que se trata de un tiempo circular, dado que podemos observar las mismas imágenes: el recorrido en el coche a lo largo del túnel. El final resulta ser idéntico al principio.
Subo dos imágenes para contrastar las similitudes de ambas partes.

a. las ventajas de ser un marginado [spanish] br-screener xvid dtl].avi_snapshot_00.01.06_[2014.01.20_13.24.19] Imagen del principio

b. las ventajas de ser un marginado [spanish] br-screener xvid dtl].avi_snapshot_01.38.29_[2014.01.20_13.27.04] Imagen del final

Finalmente, también cuelgo un enlace del tráiler de la película en el que se presenta a los protagonistas.

Las zapatillas rojas (Michael Powel, 1948).

Esta película está realizada en el año 1948 en Reino Unido, estrenada ese mismo año en plena post-guerra. Dirigida por Michael Powel y Emeric Pressburger. Consiguió dos Óscar, a la mejor dirección artística en color y a la mejor banda sonora. Directores como Brian de Palma y Martin Scorsese han incluido esta película entre sus preferidas.
Es una obra ambientada en el mundo del ballet, los sacrificios realizados para alcanzar una carrera de éxito. La historia utiliza el relato dentro del relato, denominado en las Teorías de la Comunicación Audiovisual como una forma de Intertextualidad.
El uso del Technicolor fue obra de la dirección de fotografía de Jack Cardiff, quien creó una cámara especial que permitía cambiar la velocidad de filmación mientras se rodaba, lo que le ayudó a producir la sensación de volatilidad en los bailarines de la obra, ya que podían permanecer más tiempo en el aire y así saltar más alto.
Una joven bailarina, se suma a una compañía y participa en el nuevo ballet denominado “Las zapatillas rojas”, basado en el cuento de Hans Christian Andersen. La muchacha se encuentra entre la espada y la pared entre dos hombres, un compositor y un empresario.
El ballet que da nombre a la película se basa en la historia de un vendedor de zapatos, que vende un par de zapatillas rojas de ballet a una muchacha que las ve en un escaparate, que al ponérselas no puede dejar de bailar. Su larga danza termina con su muerte, pero recuperando el vendedor las zapatillas para entregárselas a otra joven desconocida. El empresario que descubre el talento de la joven, la esclaviza al servicio del espectáculo. Tras un estreno, se consagra como artista y se enamora del compositor. Es ahí cuando duda sobre continuar con su carrera artística o renunciar a ella por el hombre que ama.
Desde el punto de vista técnico, durante todo el film vemos sobre todo planos generales y planos largos para situar a los personajes en un espacio, planos cortos y primeros planos en diferentes momentos para mostrar las expresiones, sentimientos y emociones de algún personaje concreto en algún momento determinado de la narración. Planos cortos y medios de la bailarina principal del ballet cuando se encuentra en funciones, y primeros planos para marcar sus expresiones faciales. Ángulos contrapicados para mostrar la superioridad de unos personajes sobre otros, y picados para acentuar la inferioridad de otros, aunque muchos ángulos son neutrales (desde el punto de vista de los ojos). Respecto a los movimientos, podemos ver: travelling de acompañamiento, travelling hacia atrás, travelling hacia adelante, otras veces la cámara está quieta filmando el movimiento de los personajes, planos secuencia… Planos recurso que nos muestra la forma de vida de la gente de la ciudad, planos detalle que nos muestra objetivos importantes en la historia, como cuando vemos el periódico que nos muestra el matrimonio entre el compositor y la bailarina, el cenicero lleno de cigarrillos consumidos junto al director del ballet… La voz en off que nos relata algún acontecimiento. La orquesta a veces aparece en campo y otras fuera de campo, aunque en algunas ocasiones sabemos que está ahí, pero en otras ocasiones no está claro si forma parte del escenario de la historia, o si forma parte de lo que es la banda sonora para provocarnos emociones. Efectos visuales, como personajes que aparecen y desaparecen, como sueños que se imagina la protagonista, objetos de papel que se convierten en personas… todo de forma onírica Algunas secuencias se abren con formas circulares, otras se cierran con fundidos en negro, fundidos de una imagen a otra, sobreimpresiones. Durante los bailes, la música es un elemento expresivo importante, ya que durante la canción los gestos de la cara y del cuerpo de los personajes acompañan al sonido de los instrumentos. Las coreografías y los movimientos están muy bien planificados para que sigan el ritmo de los sonidos.
Sobre la iluminación, decorados y vestuario, priman sobre todo tonos fríos y apagados, colores marrones, beiges, azulados, grises, blancos, negros… lo único que llama la atención ante toda esto son las zapatillas rojas, dado que es un color cálido hace contraste con los demás elementos y de esta forma llamar la atención del espectador ante los demás componentes. Después, también llama la atención el autobús rojo que vemos en alguna ocasión, ya que como todos sabemos, es un medio de transporte típico de Reino Unido, lo que hace que el espectador se sitúe en la ciudad en la que se lleva a cabo la historia. Algún que otro elemento rojo, como la rosa roja de varios personajes, el pañuelo rojo del director del baile… Tenemos iluminación natural en exteriores e iluminación artificial anaranjada en interiores, focos para iluminar al personaje cuando se encuentra en el escenario realizando su función, candelabros. Las sombras en la noche pueden causar un poco de miedo más que nada por la música que suena en el momento.
Sobre las emociones y sentimientos que genera la película se pueden mencionar varios momentos. Como por ejemplo, es bonita la escena en la que vemos, con un plano general, durante la noche, a la feliz pareja de enamorados en el coche de caballos y en el fondo el mar. La reacción de Lermontov ante la noticia del matrimonio entre Craster y Page parece de celos, furia o frustración. Resulta emocionante la secuencia final, cuando la joven sale al escenario a realizar su función, y minutos antes, justo al salir de su camerino, algo le pasa, le cuesta caminar mientras la señora la ayuda, la cámara permanece quieta mientras la joven se acerca y al llegar, se para en un primer plano y por corte se hace un plano detalle de las zapatillas rojas, la joven guiada por las zapatillas se dirige hacia atrás asustada y echa a correr, la orquesta comienza su función y vemos que la joven baja aceleradamente las escaleras, sale, baja las escaleras exteriores, Craster se vuelve y la ve, le cambia el rostro al suponerse que se va a dirigir hacia él, pero Vicky se dirige hacia una barrera, se sube, se tira a las vías del tren. El público espera la actuación de Vicky pero Lermentov les da la mala noticia de que no volverá a actuar. Con un travelling hacia adelante nos vamos adentrando en la emoción que siente ante el hecho sucedido y el brillo de sus ojos y sus rasgos faciales apunto de explotar a llorar. Se representa la obra, pero con las zapatillas rojas en el medio alumbradas por un foco superior y quedándoselas el vendedor de zapatos. Como homenaje, un plano de las zapatillas rojas, una vela encendida y el nombre de Hans Christian Andersen da el fin a la película.
A veces, ha sido calificada como un musical, sin embargo tiene todos los puntos necesarios para ser una tragedia. La historia se produce en la compañía de ballet de Lermontov, quien descubre dos talentos: la joven bailarina Vicky Page y el compositor Julien Craster, y decide montar un ballet denominado “Las zapatillas rojas”
Una mezcla entre el ballet y cine. El cine como lenguaje posee un elemento común con la danza y remite al origen de la vida que es el movimiento. Tanto el cine como la danza se mueven: el cine mediante los fotogramas por segundo que se van sucediendo, y la danza rítmica de las jóvenes bailarinas cuando practican el ballet. El ballet hecho cine, ayudado por una brillante utilización de la fotografía, la escala de planos, ángulos, iluminación, montaje, puesta en escena y movimientos de cámara, logrando algo que es prácticamente imposible de realizar simplemente en un escenario habitual.

Amelie

Amelie es una película de nacionalidad francesa del año 2001, de Jean-Pierre Jeunet. Comedia romántica que se situó entre las más taquilleras.

Amelie es la historia de una chica que tuvo una niñez limitada por la falsa preocupación de su padre de que ella sufría del corazón. Bajo estas condiciones, Amelie casi no tiene contacto con otras personas. Esto la lleva a recurrir a su propio mundo fantástico. Cuando se convierte en una joven adulta, se muda al centro de París a trabajar en una cafetería. Después de encontrar un tesoro oculto perteneciente al anterior inquilino de su apartamento, decide buscarlo y devolvérselo. Después de ver la reacción del hombre, la joven se propone dedicar su vida a ayudar a la gente que le rodea. Como por ejemplo, a su padre, quien está obsesionado con los enanos de jardín, un escritor sin éxito, una joven hipocondriaca, un hombre que acosa a sus ex-novias, el amor de su vida y un hombre cuyos huesos son tan frágiles como el cristal. Pero después de agotarse llevando a cabo estas locuras, se da cuenta de que está descuidando su propia vida y la búsqueda de su amor. La joven entonces descubre que debe ser más agresiva y tomar el control de su vida para conseguir el amor con el que siempre soñó.

Los personajes de esta película tienen fuertes características atribuidas a su comportamiento y su carácter. Como por ejemplo:

Amelie: estereotipo de chica alegre y feliz, que a todo le saca un tono positivo y cuyo carácter está marcado por los sucesos de su infancia.

Padre de Amelie: estereotipo de persona fría, distante y minuciosa.

Madre de Amelie: estereotipo de persona estricta y ordenada a la que no le gusta que nada se salga de lugar.

Se recurre en varias ocasiones de pasar de un plano general o medio a un primer plano mediante un travelling.  En casi todas las escenas hay un travelling o grúa, lo que da movimiento y ritmo a la historia. En otros momentos, el travelling es a ras de suelo dejándonos ver el lugar por el que se mueven los personajes y mostrándonos una composición con un personaje en un plano más cercano. Otros travellings laterales, los utiliza para mostrarnos el lugar en el que se encuentra un personaje, para darnos a conocer el entorno en el que se va a desarrollar la siguiente escena. Normalmente, los puntos de vista son a la altura de los ojos, de forma neutra, aunque en alguna ocasión utiliza picados y contrapicados. En la iluminación, podemos decir que predomina una luz suave en los interiores, algunas escenas con contraluz o penumbra, para dar sensación de clandestinidad.  Vemos a veces movimientos de aceleración en algunas escenas.

Contemplamos diferentes códigos de montaje, como por ejemplo asociación por identidad (una imagen se vuelve igual a sí misma), asociación por analogía (dos imágenes se repiten elementos similares, pero no idénticos), asociación por proximidad (las imágenes A y B presentan elementos que se dan por contiguos), asociación por transitividad (el encuadre A encuentra su prolongación y su complemento en el encuadre B), asociaciones por acercamiento (dos imágenes que no presentan ningún elemento en común, sólo su proximidad en la película, (simplemente van seguidas en la película, pero no tienen ninguna relación), como es el caso del montaje por corte). Con un primer plano podemos averiguar el tipo de personalidad que posee el personaje, a través de su expresión, de su rostro. Esto es una característica de la película de Amelie, donde los personajes son muy expresivos.

Tenemos diferentes tipos de espacios: espacios in(aparecen en la película), espacios off (bien fuera de campo que no aparecen, bien imaginables pero imaginamos como son, o bien off percibido, que no lo vemos durante un momento, pero posteriormente lo llegamos a ver). Percibimos espacios estáticos, espacios dinámicos, así como espacios unitario/ fragmentarios, planos/profundos, centrados/excéntricos, cerrados/abiertos.

El color es algo muy importante para este director, ya que juega un papel esencial en otras de sus películas como “Delicatessen” o “Largo domingo de noviazgo”. En el primero de los casos, predominan los tonos sepia y anaranjados, que aportan un significado a la historia. Mientras que, en “Largo domingo de noviazgo” podemos ver tonos ocres, más apagados.  Sobre la música, abunda es la música extradiegética o no diegética, que actúa como acompañamiento de la escena de forma más común a lo largo de la película, es raro que se de el caso que la música forme parte de la historia.

Este film  es un homenaje a Francia, que recoge la influencia del movimiento impresionista. Gracias a esta película hubo un cambio en la percepción visual del mundo, con la influencia de la luz y el color, colores cálidos como el naranja o rojo junto a colores fríos como el verde o el azul, que contrastan en las escenas: vestuarios, iluminación de las localizaciones, decorados, o coches en localizaciones exteriores de colores rojos y azules. El color en este filme, proporciona una mayor proximidad a la realidad, provoca sentimientos y emociones. Amelie muestra su mundo, su vida, sus motivaciones y sentimientos, a través del color.  Contraponiendo el color que predomina en Amelie y su entorno, encontramos a Collignon y Raymond que utilizan colores apagados y tristes tanto en su vestuario como en la decoración de su casa.

Jean-Pierre Jeunet da un toque personal a sus películas, los dota de cierta magia, fantasía, incluso a veces roza lo surrealista, como es el caso de su película Delicatessen. En Amelie  predominan los colores rojizos y verdes. Además, la imaginación está presente en ambas, aunque en Delicatessen va mucho más allá rozando lo tremendista.  Esta película también está influenciada por Renoir, sobre todo por su cuadro “El Almuerzo de los remeros”, que aparece con bastante frecuencia durante el film.

Amelie, una joven tímida, que en lugar de enfrentarse de forma valiente a sus deseos, vive en su mundo de fantasías. Da mucha importancia a las cosas pequeñas de la vida. Vive en soledad, lo que va marcando su personalidad. Intenta vivir su vida haciendo felices a los demás, pero de forma anónima. Su excesiva timidez no le permite expresarse. Tiene miedo a enfrentarse a las situaciones de la vida, y necesita tiempo para superar ese miedo al amor.

Camino, Javier Fesser

La historia está inspirada en hechos reales. Es una aventura emocional que gira en torno a Camino, encarnada por la actriz Nerea Camacho, una niña creyente años, que se enfrenta a dos acontecimientos nuevos para ella: enamorarse y morir.

Es la historia de los penosos últimos días de la niña Alexia González-Barros, que murió tras una larga enfermedad. La peculiaridad de la niña y su familia es que eran del Opus dei, facción integrista de la religión católica que ha tocado todas las cuerdas posibles con el fin de lograr su beatificación. La niña, animada por su familia y asesores religiosos,  aceptó su enfermedad, el dolor y el sufrimiento, y los consideró “una bendición” hasta el día de su muerte. La película plantea la existencia de momentos que la propaganda integrista católica no nos cuenta.

La película empieza con un flash-back que nos traslada a unos cinco meses antes, en él  que se nos narrarán todos los pormenores a los que tiene que hacer frente la joven, dulce e inocente, Camino. En algunos momentos realmente espléndida, en otros no tanto, pero que en conjunto hace un trabajo extraordinario, soportando el peso de un dramón de estas características con una fuerza y entereza sorprendente.

Nerea Camacho hace una estupenda y desgarradora interpretación, que puede partir el corazón en más de una ocasión a lo largo de la película. Se conjuga el amor a Dios y el amor de enamorarse de alguien. Carme Elías hace una interpretación tremendamente compleja y  dolorosa. El padre de la niña, se encuentra entre la espada a la pared, su hija y las creencias de su esposa, poniendo en entredicho en muchas ocasiones las creencias que defiende su esposa.

El desarrollo de la historia se aferra a un guión minuciosamente trabajado, con todos los ingredientes necesarios (personajes, tanto principales como secundarios, estereotipados, una puesta en escena realista y preciosista, unos emplazamientos y movimientos de cámara clasicistas, una música conmovedora, para transmitirnos la historia de la forma más emotiva posible. Es significativa la estructura circular de la película, que empieza con la secuencia de los últimos momentos de la vida de la niña Camino (el título de la película y de la niña hace referencia al libro escrito por José María Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei), y acaba casi con esa misma secuencia. Javier Fesser da especial importancia a los efectos visuales de la película, entre ellos  se encuentra el ratón de Camino, el ángel de la guardia, los maquillajes, los sueños, el maniquí para la operación, los fondos cromas, el tren, el castillo de Cenicienta, los quirófanos, los pájaros, las flores, los elementos arquitectónicos, la lluvia…

Pienso que la película es una muestra a que, aunque cada familia y cada persona pueda tener las creencias religiosas que desee, a veces debe cuestionarse  sus propias creencias cuando afecta de forma negativa a la propia vida de una niña.  Nadie es nadie para calificar a una madre de mala madre, pero en el caso de esta película, la madre sí actúa como una mala madre, por el trato que le tiene a su hija, por dejar que un sacerdote se meta de esa forma en la vida de su familia, quitando potestad al padre, por impedir que su hija se relacione y realice actividades con sus amigos y compañeros de clase. Le esta robando la infancia a su hija. La está educando con unos principios que aunque son religiosos pero no son morales ni éticos, porque va contra la vida. Le está inculcando el sufrimiento y el dolor como amor a Dios. Y uno no ama a Dios cuanto más sufre, si no cuanto más lo respeta. Si uno quiere sufrir para obtener la vida eterna que sufra uno mismo, pero no inculcar esos principios a una menor de edad, porque se le roba la inocencia y la niñez, y el ser humano no está echo para sufrir, si no para ser feliz. Si la vida nos da sufrimiento y dolor tenemos que sufrir, pero porque nos lo imponga la propia vida, no porque nosotros  lo busquemos de primera mano. En cuestiones religiosas debe ser uno el que escoja el camino por el que seguir, no el que nos impongan, porque no siempre el camino que nos imponen es el correcto. Lo importante es la ética y la moral, los principios religiosos están manipulados en muchas ocasiones y nos lo “venden” como fe, para tenernos engañados y ser conejillo de indias de las grandes sectas que hay alrededor del mundo y grupos de manipulación.

Definitivamente, es una película recomendable, no sólo para quienes pensamos que santificar el dolor y la injusticia, con la promesa de la espera de una “vida mejor después de la muerte si obedeces”, es una máxima más que ha utilizado la iglesia a lo largo de los siglos para conservar su poder bajo el pretexto de llamarlo “fe”. La misma excusa, disfrazada de justicia coránica, que utilizan los integristas islamofascistas en los países donde tienen el poder hoy en día para justificar crímenes abominables.

Woody Allen

Woody Allen es un director de cine, guionista, escritor, músico y actor americano. Su religión judía va a influir en la mayoría de sus películas. Antes de la dirección comenzó como guionista y también trabajó como actor tanto en varias de sus películas como en las de otros directores. Sigue escribiendo sus guiones en una máquina de escribir de las antiguas y yendo a tocar el clarinete los sábados por la noche al mismo local desde que era niño.

Su primer encuentro con el cine fue con tres años, cuando su madre lo llevó a ver Blancanieves y los siete enanitos. De pequeño, no le gustaban mucho las slapstick y en una entrevista confiesa que nunca le gustaron los payasos del circo. Amante del humor de los Hermanos Marx y Bob Hope. Además de los hermanos Marx le atraían otras estrellas como Humphry Bogart, James Cagney, Gary Cooper, entre otros. Lo contrataron con 16 años, mientras estaba en el colegio, para escribir chistes y anécdotas, luego escribió para la radio, la televisión y humoristas de cabaret. Luego escribió para él mismo como humorista y posteriormente pasó a escribir guiones de cine y a dirigir.
Sobre la fotografía de sus películas, tuvo la oportunidad de trabajar con Sven Nykvist con quien hizo dos películas y media. También trabajó con Remi Adefarasin, y en su última película con Harris Savides. Confiesa que su madurez en el cine comenzó con Willis, que según dice “es un maestro de las sombras y del claroscuro”.  Como actor realiza dos tipos de papeles, hace de intelectual o de retrasado. Casi nunca lo invitan a participar como actor en otras películas. Se considera miembro del grupo de intelectuales de izquierdas. Intenta escribir la realidad como la percibe, de la misma forma como si estuviera describiendo a una familia de judíos, como en la que se educó, con sus defectos y sus virtudes.

Su estilo puede dividirse en varias etapas:
-Etapa cómica, donde situamos “Toma el dinero y corre”, escrita y dirigida por él, en la que actúa como un ladrón. Fue apoyada por Palomar Pictures, aunque no quedó muy satisfecha con el resultado final, pero fue un éxito de espectadores. “Bananas”, apoyada por United Artist, productora de Charlie Chaplin, con la que firma un contrato. “Bananas” tiene influencias del cine americano cómico y del cine europeo (Bergman, Fellini). Aquí crea un arquetipo de intelectual judío, obsesionado con el sexo, hipocondríaco, amante del jazz, neurótico, con dificultades en las relaciones con mujeres. “Todo lo que quiso saber sobre sexo y no se atrevió a preguntar”, con influencias de Fellini, formada por gags independientes. “El dormilón”, “Sueños de un seductor”, que no dirige pero sale como protagonista. “La última noche de Boris Grushenko”, ambientada en la Rusia del siglo XIX, y juega con varias señas de identidad de ese país. La importancia los gags, la construcción de personajes perdedores y miedosos.
-Etapa clásica, con películas como “Annie Hall”, con su personaje débil y perdedor, descrito como intelectual, por la que recibió el Oscar como mejor director. Varias veces los personajes hablan directamente a la cámara, hay regresiones en el tiempo. Con esta película se alejó de la slapstick y planteó un cine más reflexivo.

“Interiores”, con estructura y temática bergmaniana. En esta película no oímos música de inicio, percibimos planos de susurros y gritos, vemos la influencia de Bergman, de “Mitos y susurros” por el tema de la muerte e incomunicación humana. Tiene largos planos evocadores de bodegones, ventanas y demás naturalezas muertas, muchos silencios poéticos y prolongados paseos por la playa. Trata la temática de la muerte, los celos, el egoísmo, Dios, las intimidades del alma humana (todo al estilo de Bergman). Otra influencia de Bergman en esta película es de la obra “Sonata de otoño”, por la protagonista neurótica, dominante.

Tiene también influencia de los grandes pensadores del existencialismo. Una de las hijas de la protagonista se dirige a la cámara, hablando al espectador, y así intentar que el espectador la comprenda. Recibe influencias filosóficas de Fedor Dostoievski (sentido de la búsqueda y de la culpa), Albert Camus, Soren Kierkegaard (filosofía pesimista de la vida). “Manhattan”, en 1979, realizada en blanco y negro y considerada un clásico en la historia del cine, fotografía realizada por Gordon Willis y con música jazz, fue rodada en localizaciones reales, a Allen no le gustó el resultado final debido a su excentricismo y perfeccionamiento, y le propuso a su productora destruirla y hacer otra película gratis, pero la productora no le hizo caso, y estrenó la película, con la que tuvo mucho éxito.  Aquí Allen se inspira en Vicente Minelli, en las películas: “El apartamento”, para el travelling final corriendo por la ciudad de Nueva York, también de “Dos semanas en otra ciudad”, durante el paseo nocturno que termina en un puente colgante. Otra de las películas de esta etapa es “Recuerdos”, con referencia de la película de “Ocho y medio” de Fellini, “Comedia sexual de una noche de verano”, con influencia de Shakespeare y Bergman. “Zelig”, “Broadway Dany Rose”, aquí si sale la ciudad de Nueva York con basura, grafitis, muestra la cara más sucia de esta ciudad, a diferencia de en sus demás películas, donde muéstrala belleza de esta ciudad con total esplendor. “La rosa púrpura del Cairo”. El marido de la protagonista es un personaje agresivo, maltratador, villano, uno de los más contundentes creados por Allen, es desagradable, su manera de actuar es claramente la de un mafioso, hay otros personajes en el cine de Allen con estas características como es Humphry Bogart en “Sueños de un seductor”, los demás personajes de esta película no tienen ninguna autonomía, están supeditados al creador, el gran acierto a nivel técnico es el tránsito de los personajes que salen de la pantalla, se relaciona con el mundo de lo onírico y la realidad. Hay dos clásicos que influyen en esta película, que son: “El discreto encanto de la burguesía” de Luis Buñuel y “El moderno Sherlock Holmes” de Buster Keaton, “Hannah y sus hermanas”, que es una película coral, en la que todos los personajes son importantes, Allen actúa como coprotagonista, la rueda en su casa, con sus niños, la música está adecuada a cada personaje como señal de identidad, el tema principal es el deseo. “Septiembre”, “Días de radio”, donde un personaje recuerda su infancia en Brooklyn, que también tiene influencias de Fellini, “Otra mujer”, en la que cuenta con Bergman para que le aconsejara en temas de fotografía, “Delitos y faltas” donde mezcla comedia y drama.

-Etapa manierista, con películas de influencias de Hitchcock, como “Alice”, que recuerda a “Julieta de los espíritus” de Fellini, por la esposa de éxito, de clase burguesa, asiste a sesiones de espiritismo para resolver sus problemas. “Sombras y niebla”, , “Maridos y mujeres” en la que mueve la cámara de forma alocada, los personajes se dirigen a la cámara para hablar en ocasiones. “Misterioso asesinato en Manhattan” en la que utiliza muy bien el suspense, “Balas sobre Broadway”, donde Allen deja el papel a John Cusack, “Poderosa Afrodita”, “Todos dicen I love you”, que es un musical, “Desmontando a Harry”, “Celebrity” y la etapa se cierra con “Acordes y desacuerdos”, donde utiliza la técnica del falso documental. Su cine de esta etapa está más centrado en la forma.
-De su etapa de madurez tenemos “Granujas de medio pelo”, donde vemos  que hay cierta crítica social a la cultura del éxito. “La maldición del escorpión de Jade”, “Un final made in Hollywood”, “Todo lo demás”, “Melinda y Melinda”, “Match Point”, “Scoop”, “El sueño de Casandra”.

Vamos a pasar a comentar algunas de sus películas:

“Poderosa Afrodita” tiene un lenguaje muy vulgar, a diferencia del resto de sus películas, en las cuales se utiliza un lenguaje más formal, comedia con parte musical, tono realista, estilo irónico, los temas que muestra son la prostitución, la adopción, la violencia, el sida, intolerancia, prostitución, machismo, adopción. Tiene escenas largas con largos planos-secuencia, panorámicas, habla del teatro dentro del cine. Lenny, encarnado por Allen, es un periodista deportivo marido de una joven galerista de arte. La esposa, después de mucho insistir, consigue adoptar a un niño. Con el paso del tiempo, Lenny se propone buscar a la madre de su hijo adoptivo y descubre que es una prostituta, a la que intenta ayudar para que tenga un futuro.
En “Scoop” muestra una comedia con elementos fantásticos, donde plantea la ética periodística, vemos planos-secuencia con personajes hablando fuera del encuadre, situaciones poco creíbles, resolución del conflicto de forma ridícula. Transmite valores como la ética de la mentira para conseguir una información, no hay que confiar en el amor ciego. El periodista fallecido Joe Strombel trata, desde el más allá, resolver el caso del asesino de las cartas de tarot. Le ayuda a Sondra Pransky, encarnada por Scarlett Johansson, una periodista, que ve al difunto cuando asiste a un espectáculo de magia de Sid Waterman, interpretado por Woody Allen. El principal sospechoso del caso es Peter Lyman (un aristócrata del que Sondra se enamora. Según mi punto de vista, algunos planos son muy buenos y la iluminación de ciertas escenas dan sensación de miedo. Algunas escenas pueden resultar no creíbles.

“Zelig” es una sátira, que ha sido tratada como falso documental, con una fotografía en blanco y negro, que sirve para recrear los ambientes de los años 20-30. Leonard Zelig, encarnado por Woody Allen, es un judío desamparado. No tiene personalidad propia, pero se da a conocer porque experimenta unas transformaciones en las personas que entran en contacto con él. Su necesidad de ser aceptado le hace transformarse en las personas que tiene a su alrededor, lo que le convierte en un fenómeno mediático. Creo que son geniales las interpretaciones, es muy buena la construcción del documental y los diálogos son memorables.
“Sombras y niebla” es la historia de un hombre cobarde que recibe el encargo de salir a medianoche a la búsqueda de un asesino, que actúa cuando hay neblina. Los vecinos planean su búsqueda y precisa de la ayuda de Kleinman, que no sabe en qué consiste este plan. Utiliza la música de suspense, manejos de silencios, recursos que dan ritmo a la obra, muestra atmósfera expresionista: niebla, oscuridad, claroscuro, callejones poco iluminados, planos-secuencia y planos circulares, música en escena de suspense, manejo de silencios, música de slapstick en las persecuciones. Se la considera como un experimento expresionista. Un asesino siembra el pánico en la ciudad. Tiene influencias de Fellini, Hitchcock, Bergman y del cine negro de los 40 y 50. Tenemos temas como el sexo, la muerte, el caos en la sociedad, infidelidades, dinero, decadencia de la sociedad.

“Match Point” un drama melodramático con tono realista, donde los ejes estructurales en la trama son la pasión, la tentación y la obsesión, muestra la sociedad anglosajona, utilización de música clásica, muestra un reflejo de la sociedad europea. La historia transcurre entre la campiña inglesa y rincones refinados de Londres. Los productores jamás interfirieron en la realización de la película. La película cuenta la historia de Chris Wilton un ex campeón de tenis irlandés de orígenes humildes que traba amistad con Tom Hewett,un hombre rico, al convertirse en su entrenador. Su hermana, Chloe Hewett se enamora de él. Pero Wilton siente una pasión por Nola, encarnada por Scarlett Johansson, una joven que lucha por convertirse en actriz. El cine de Allen ha sido utilizado como objeto de metáforas relacionadas con algunos temas más candentes de la vida nacional, como es el terrorismo. El consejero de Interior del Gobierno Vasco, Javier Balza, utiliza la famosa imagen de la pelota de tenis cayendo hacia un lado, mostrada al comienzo de esta película, para explicar que “el final de ETA y la paz no pueden depender de la suerte”.

“El dormilón”, construida como una sátira de las películas y los ideales futuristas, recuerda a ambientes metálicos y situaciones absurdas, haciendo una comedia con banda sonora jazzística compuesta por el propio Allen y su grupo de jazz. Monroe, encarnado por Allen, es dueño de un establecimiento de comida. Tras acudir a una operación de es congelado por error siendo despertado 200 años después, en el futuro, por un grupo de rebeldes que precisa una persona sin identidad para llevar a cabo sus planes de derrocamiento del dictador que gobierna el mundo. Monroe se resiste e intenta escapar, haciéndose pasar por un mayordomo mecánico. Se encuentra con una mujer, Luna (Diane Keaton) y unas persecuciones provocan que sea capturado. Tras ser secuestrado de nuevo es sometido a un proceso de reeducación. Se informa sobre el secreto proyecto que se ofrece como una oportunidad para lograr sus objetivos. El argumento y la trama resultan interesantes, muy futurista para la época, y tiene unos puntos que se notan que solo pueden ser de Allen.

“Misterioso asesinato en Manhattan” tiene un tono cómico. Esta fue la primera película en que Keaton trabajó con el cineasta. Carol Lipton, encarnada por Diane Keaton, es ama de casa de Manhattan. Sospecha que su vecino Paul House, interpretado por Jerry Adler, un hombre de edad avanzada, ha asesinado a su mujer, que ha aparecido muerta, El marido de Carol, Larry, Woody Allen, piensa que es una obsesión, y trata de quitarle la idea de la cabeza, pero Carol investiga a su vecino. Me ha parecido muy graciosa la interpretación de Allen, la iluminación me ha gustado mucho, sobre todo en las escenas nocturnas. Algunos momentos son parecidos a la forma de hacer cine de Hitchcock.
“Maridos y mujeres” está protagonizada por Woody Allen y Mia Farrow. Interpretan el papel de un matrimonio que lleva muchos años de casado y su relación comienza a deteriorarse a partir de que sus mejores amigos, encarnados por Sydney Pollack y Judy Davis, les comentan que se van a separar. Una película intimista, cuyos personajes se alejan de lo absurdo. Los movimientos de cámara acentúan el carácter documentalista, me ha resultado muy interesante las entrevistas que le van realizando a los personajes durante toda la película, ya que hace al espectador partícipe de lo que está ocurriendo y de la vida de los diferentes personajes. Los diálogos no me resultan ingeniosos, pero sí son intimistas, hacen reflexionar.

En “Granujas de medio pelo”, Ray, encarnado por Allen, es un ex-convicto con grandes sueños que está harto de su trabajo. Se le ha ocurrido la idea de robar un banco gracias a lo que él cree un ingenioso plan. Con la ayuda de su mujer y unos ladronzuelos, abrirán una tienda de galletas al lado del banco y mientras su mujer atiende a la clientela, él y sus socios excavaran, hasta construir un túnel hacia el interior del banco. Se harán ricos, pero caerán en la ruina. Según mi punto opinión, visualmente los planos son normales, no veo una iluminación muy estudiada, aunque la trama me resultan interesante y la forma de desarrollarla. Creo que es interesante la evolución psicológica de la esposa.

“Melinda y Melinda”, comienza con una discusión en una cafetería, en la que unas personas debaten las diferencias entre la comedia y la tragedia. A partir de una mínima idea dos escritores, comienzan a inventar sobre cómo desarrollarían sus historias, una cómica y una trágica. Ambas visiones se ven representadas en el personaje de Melinda, mujer que lleva a la gran pantalla algunos temas que más le gustan a este director como la lucha personal entre la moralidad, la identidad, la intimidad, los celos. Creo que la forma de desarrollar la historia me parece muy bien hecha, habla del cine dentro del cine.
“Delitos y faltas”, muestra la historia de Judah y Clifford, que son dos hombres enfrentados a dilemas morales diferentes. Judah, es un oftalmólogo, que pretende terminar su relación con su amante, Dolores, que amenaza con contarlo todo y destruir su vida si la abandona, pero su hermano Jack le ofrece la posibilidad de asesinarla. Por otro lado, Clifford es un director de documentales que se ve obligado a rodar una película sobre su cuñado. Oímos la música jazz durante toda la película, mezclándose con música clásica. Esta película tuvo ciertos problemas de producción, que afectaron al proyecto, como por ejemplo, que del montaje final desaparecieron algunos personajes que daban vida a alguna subtrama y hasta poco antes de su estreno no se supo cuál sería su nombre definitivo. La fotografía es muy buena. Algunos silencios son largos y me resultan inquietantes. Es interesante el montaje en paralelo en ciertos momentos: mientras uno de los personajes conduce un coche y pasa por un túnel, otros señores leen unos libros. Vemos claramente los temas que usualmente trata este director como la religión, el amor, la política y el sexo. Habla del mundo del espectáculo dentro del cine.

“Si la cosa funciona”, es una de sus últimas películas que tiene peor crítica. En la revista cinematográfica Filasiete1, el crítico Claudio Sánchez comenta lo siguiente: “Un Allen menor en una película con destellos de su genialidad, que arranca muy bien y se va desinflando hasta un desenlace pobre”. Comienza la crítica con la siguiente afirmación: “Estamos ante una película menor de Allen, de las de mitad de tabla…, de ésas que parece que el guión lo ha escrito en una servilleta durante los anuncios de la tele”. Sin embargo, el crítico Ricardo Aldarondo, en la revista Fotogramas2, realiza el siguiente comentario de esta película: “Si la cosa funciona” es en realidad, un canto al amor, en el sentido menos remilgado”. “…Una obra sincera, muy divertida, con su filosofía de la vida entre descreída y apasionada…”. Cuenta la historia de una joven que se escapa de casa. Conoce a un hombre mayor que la acoge y busca un trabajo. Este hombre, Boris, se pasa la vida insultando a los niños que asisten a su clase de ajedrez. Tras vivir un tiempo se casa con la joven Melody, y comienzan una vida juntos. Un año después, su madre la encuentra e intenta “ennoviarla” con un joven. La chica se enamora del joven,  se divorcia de Boris, y termina casándose con el muchacho. Creo que el resultado de la película sugiere que no existen reglas en el amor y que todos debemos aprender a ser realistas. Aunque una relación no pueda parecer común, lo importante es que funcione y haga feliz a ambos. Lo que me resulta más complejo de la película es la personalidad de Boris, creo que está muy bien planificada, en algunos momentos se parece a las actuaciones de Allen, cuando habla a la cámara para dirigirse al espectador. Hace menciones al judaísmo, al sexo, reflexiones de la vida.

En “Vicky Cristina Barcelona” oímos una voz narradora que nos relata la historia. Resulta graciosa la banda sonora, aunque no me gusta la parte de España que muestra. Muestra a los españoles como obsesionados con ciertos temas. Está rodada en Nueva York y en las comunidades españolas de Cataluña y Asturias. El argumento de la película se basa en que dos jóvenes estadounidenses, Vicky y Cristina van a Barcelona a pasar unas vacaciones de verano. Vicky tiene planes de matrimonio y Cristina se deja llevar por los sentimientos. En Barcelona, ambas se ven envueltas en una relación poco convencional con Juan Antonio. Allen reveló en Nueva York en marzo de 2007 que sería “una película romántica, seria, con algunos momentos divertidos y sin sangre”. Creo que los personajes son lanzados y agresivos. Respecto a la iluminación, me gusta el filtro rojo de ciertas escenas, como las escenas que transcurren en el cuarto oscuro de fotografía, ya que da dinamismo al film. Lo que no me gusta de la película es la interpretación de los actores españoles. Creo que tiene un argumento interesante, pero los diálogos de los actores españoles no me resultan agradables.

Respecto a los créditos de sus películas, son fáciles de reconocer, utiliza la tipografía Windsor Light condesed. Cada vez que vemos en pantalla unas letras blancas sobre fondo negro y música de jazz sonando de fondo, sabemos que estamos ante una de sus películas. En el libro “Woody Allen on Woody Allen” confiesa: “Hice unos títulos elaborados para “Bananas” y “Todo lo que quiso saber sobre el sexo…”, y, entonces, me dije: ¡Es estúpido gastar dinero en los títulos! Es un estúpido hábito muy americano. Voy a poner los más baratos que pueda, que sean un simple anuncio”.